martes, 2 de abril de 2013

Cada cosa en su sitio: el branding y el marketing




Ya nos hemos aproximado, un tanto intuitivamente, al concepto del Branding. A continuación, vamos a tratar de ubicarlo en la empresa, porque las cosas se entienden mejor cuando se sitúan en su contexto. Esto nos lleva a explicar su relación con el "Marketing", otro concepto realmente "incomprendido"...

La mayoría de la gente tiene una idea muy limitada, y a veces distorsionada, del marketing. Haced la prueba y preguntad en vuestro entorno. Muchas personas piensan que el marketing y la publicidad son lo mismo, otras los asocian a "venta con presión", "maquillaje de la realidad" o incluso "manipulación de mentes"... Pero, ¿qué es el marketing?

El marketing es, ante todo, una filosofía de negocio o una manera de entender los negocios. Según la misma, para tener éxito en contextos altamente competitivos y clientes realmente exigentes, es imprescindible "maravillar" a nuestros clientes con algo que no ofrece la competencia y conseguir así  estrechar relaciones a largo plazo con ellos, es decir, su lealtad. Huelga decir que, para conseguir esto, es necesario conocer muy bien a los clientes.

Pero, de poco sirven las filosofías si no se llevan a la práctica. Y lo mismo ocurre con la del marketing. Por ello, para llevar a la práctica la filosofía del marketing es necesario implementarla mediante una serie de actividades, lo cual nos lleva al "marketing como actividad o proceso".



Es importante entender que el marketing consta de MUCHAS ACTIVIDADES, más allá de la publicidad... La publicidad no es sino una pequeña parte del mismo, aunque eso sí la más visible. El marketing parte del estudio de las necesidades del mercado, de las características del entorno (competencia, proveedores, distribuidores...) y de los recursos de la propia empresa, con el fin de buscar las oportunidades de negocio (necesidades del mercado no satisfechas o mal satisfechas). Este análisis permite establecer unos objetivos de marketing, en términos de ventas principalmente, y diseñar unas estrategias básicas para alcanzar dichos objetivos. Estas estrategias consisten en determinar la parte del mercado que consideraremos como objetivo, es decir, a qué grupo/s específico/s  de clientes (segmento/s objetivo) nos vamos a dirigir (estrategia de segmentación) y seleccionar las ventajas diferenciales que prometeremos para conseguir hacernos un hueco en sus mentes (estrategia de posicionamiento). Basándonos en estas estrategias, seguidamente diseñamos el famoso programa de "marketing mix", que responde a las siguientes cuestiones:  cómo será nuestra oferta al público objetivo (producto), qué sacrificio le exigiremos para adquirirlo (precio), cómo haremos que el producto sea accesible (distribución) y cómo le informaremos y persuadiremos para que lo compre (comunicación). Todas estas actividades se recogen en un documento de gestión llamado plan de marketing, que debe ser implementado y controlado, como todo plan.

¿Y el branding? ¿Qué tiene que ver con todo esto?... Acabamos de explicar que el marketing trata de hacerse un hueco en la mente del público objetivo a través de la estrategia de posicionamiento... ¿A qué nos suena esto? ¿Acaso no actúa el branding en ese ámbito?. Recordemos que el branding se dirige a ubicar nuestra marca en la mente del público objetivo y a asociarle una serie de significados que generen "una preferencia de marca". Podemos concluir, por tanto, que el branding trabaja al servicio del marketing, porque facilita la estrategia de posicionamiento. Pero, en realidad,  el apoyo que el branding ofrece al marketing va mucho más allá, porque, tal como veremos en futuros "drops", un branding "bien definido" proporciona una información de extraordinaria valía a la hora de tomar decisiones coherentes sobre las variables del marketing mix (producto, precio, distribución y comunicación).

En definitiva, si consideramos que el marketing conforma una serie de actividades empresariales dirigidas a estrechar relaciones rentables a largo plazo con grupos escogidos de clientes, el branding constituye un "subconjunto de actividades" supeditado al marketing, no en vano los significados gestionados por el branding contribruyen a alcanzar los objetivos de ventas del marketing y, en última instancia, los objetivos generales de la organización.

¿Es ésta la idea que teníais acerca del marketing y del Branding? Nos encantaría conocer vuestras percepciones...

18 comentarios:

  1. Muy completa definición de marketing empresarial y de branding, términos que a veces se nos presentan como conceptos ambiguos y difíciles de acotar. Gracias por esta nueva drop, la tendré muy presente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es Marta, que estos conceptos se han definido de muchísimas formas, por lo que la relación existente entre ellos puede dar lugar a múltiples debates. Nosotros hemos adoptado una posición académica al concebir que el "branding" constituye un conjunto de actividades que tiene perfecta cabida en un proceso más amplio llamado "marketing".
      Un saludo y gracias por pasearte por nuestro blog.

      Eliminar
  2. Una maravillosa explicación para aclarar conceptos de marketing y branding. Hay gente que piensa que el branding no tiene cabida porque no da dinero....¡Lamentable! Les invitaré a leer este blog. Gracias por vuestras drop, son un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maria. Los objetivos más inmediatos del branding tienen carácter cualitativo (ubicar la marca en la mente del público objetivo, generar determinados significados, etc.), pero lo que cualquier empresa busca en última instancia es obtener ventas y beneficios, y el branding constituye un paso intermedio para conseguirlo.
      Un saludo, nos alegra verte.

      Eliminar
  3. Os felicito! Claras y concisas explicaciones. Siempre muy buenos artículos! Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por visitarnos y decírnoslo Esther!
      Buenas noches

      Eliminar
  4. Gran post! buen contenido y agradable de leer, siendo un tema algo pesado, es un placer leer vuestras opiniones, saludos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es nuestro Miryam, muchas gracias por tu comentario.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  5. Si, la verdad es que explicáis todo de un modo tan comprensible que no hay quien se pierda. Aprendo mucho con vosotros. Muchas gracias. Hasta la próxima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Montse, nos alegra que pienses así y que nos lo transmitas tan sinceramente.
      ¡Que tengas un buen día, saludos!

      Eliminar
  6. Si que es importante dar a conocer que el marketing no solo es un eslogan o anuncio publicitario, Hay un duro y serio trabajo detrás de esa publicidad y la forma en la que Irudhitz lo ha explicado me parece maravillosa :-)
    ¡¡¡Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal como comentas Pilar, la publicidad no es más que la punta del iceberg de lo que representa toda la actividad del marketing.
      Muchas gracias por pasearte por aquí y dejarnos tu comentario.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  7. Me declaro una fans incondicional de vuestras Drops, muchas gracias por enseñar y transmitir así de bien !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Reyes, para nosotros es un placer tenerte con nosotros.
      ¡Saludos y muchas gracias por tu visita y por tu declaración! :-)

      Eliminar
  8. Muy bien explicado y muy completo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias CreatiBea, bienvenida.
      Un saludo, y esperamos tenerte de nuevo entre nosotros.

      Eliminar
  9. Es cierto que hay una gran confusión en torno a estos conceptos. La creatividad no puede ser solamente un exponente artístico, ha de estar supeditada a una estrategia comercial. Y evidentemente el marketing tiene mucho que decir al respecto. Además, concebir el diseño como un fin en lugar de contemplarlo como un medio para alcanzar un objetivo empresarial es un serio error.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Esteban. Sería muy práctico que todos los conceptos de la disciplina del marketing estuvieran perfectamente acotados y definidos y que hubiera un consenso sobre ellos; pero no es así, entre otras razones, porque el marketing —y el branding como parte del marketing— están en constante evolución. Creemos que es imprescindible tener muy claro que las organizaciones están para conseguir objetivos, sean de la naturaleza que sean, y que todas las actividades de la misma se deben supeditar a los mismos.
      Muchas gracias Esteban; saludos y gracias por tu visita.

      Eliminar