lunes, 8 de abril de 2013

¿Pueden prescindir las empresas de las marcas y del branding?


Una vez esbozado el concepto de branding y aclarada su relación con el marketing, cabe preguntarse si el branding es realmente tan importante para las empresas y por qué. Vayamos con ello...

Los enfoques de gestión que aplican las empresas en cada momento de la historia no suelen ser fruto de la casualidad. A las empresas no les queda más remedio que adaptarse o morir. Es una simple cuestión de supervivencia. Lo cierto es que si muchas empresas están actualmente muy orientadas hacia el cliente (enfoque de marketing) y están invirtiendo enormes sumas de dinero en Branding no es por altruismo, sino porque las características de su entorno les obligan a ello.

Creemos que merece la pena echar un vistazo al panorama al que se enfrentan las empresas hoy en día, lo que, sin duda, nos ayudará a responder a la pregunta que nos hemos planteado en este drop:

  • El modo de relacionarse con los clientes está cambiando, porque las empresas se dirigen a personas cada vez más exigentes, formadas, interconectadas, con conciencia de grupo y más participativas. Personas cada vez más críticas y preocupadas por la responsabilidad social de las empresas, que buscan autenticidad y honestidad. Pero, sobre todo, se trata de personas que están saturadas de información y demandan, más que nunca, claridad y simplicidad.
  • La competencia es muy intensa en mercados globalizados y penetrar en ellos requiere cada vez un mayor esfuerzo.
  • Las empresas disponen de más canales de comunicación para dirigirse a sus públicos objetivo, por lo que resulta cada vez más difícil acceder a sus mentes con mensajes coherentes.
  • Los grandes distribuidores de productos de consumo tienden a acumular cada vez un mayor poder, entre otros factores porque tiende a incrementarse su nivel de concentración (la distribución está en manos de cada vez menos empresas). Los fabricantes dependen de distribuidores cada vez más poderosos que pueden estar dispuestos o no a distribuir los productos de dichos fabricantes.
  • A pesar del trepidante desarrollo tecnológico, la diferenciación basada en tecnología resulta a menudo débil, porque puede ser imitada e incluso mejorada en poco tiempo.
  • La situación económica actual es compleja y los consumidores demandan empatía y apoyo por parte de las empresas, para ayudarles a afrontar el duro trance por el que atraviesan.

Estos no son sino algunos de los rasgos que definen el marco en el que trabajan día a día las empresas. En todo caso, creemos que son suficientemente significativos como para comprender la necesidad de contar con marcas FUERTES que faciliten la penetración en canales de distribución a menudo no muy accesibles. Marcas capaces de realizar una propuesta de valor CLARA y COHERENTE a unos consumidores críticos que se exponen a múltiples medios de comunicación, compartiendo sus opiniones, y que demandan responsabilidad y empatía. Marcas capaces de innovar constantemente para DIFERENCIARSE sustancialmente de la competencia. Marcas con los que merezca la pena entablar una relación a largo plazo.

¿Cómo dudar, por tanto, de la necesidad del Branding? Las empresas avanzadas en gestión no lo emplean de forma caprichosa o por seguir una moda, lo hacen porque renunciar a él en un entorno empresarial como el actual puede incluso poner en peligro su propia supervivencia. Sería como renunciar al agua que nos permite seguir vivos...


18 comentarios:

  1. A veces es gracioso como las empresas manejan el concepto del "branding" y cómo sienten que les hace falta solamente cuando las cosas se ponen difíciles y las ventas disminuyen.

    En el mundo hay muchos casos de productos malos que han sobrevivido gracias a tener una marca fuerte. De hecho, podrían incluso haber productos buenos, que no llegamos a conocer sencillamente porque tienen una presencia de marca muy débil.

    Muy interesante esta entrega de hoy. La comparto con gusto :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto Joel, hay mucho desconocimiento sobre lo que en realidad son las marcas, cómo funcionan y el tratamiento que hay que darles para que desplieguen su valor, especialmente en los momentos que más las necesitamos. Nuestro deseo es que este blog contribuya, junto a otros, a concienciar al mayor número de personas posibles sobre la importancia del branding, ¡ojalá lo consigamos!...
      Gracias por tu comentario y por supuesto, por compartirlo.
      ¡Buenas noches!

      Eliminar
  2. Como decís los dos, Irudhitz y Joel Pinto, si la empresa invierte recursos en un determinado ámbito, en este caso el branding, es porque lo necesita para competir en un mercado tan saturado o porque le va a reportar importantes beneficios. Es el momento del branding, ¿quién puede hacerse un hueco sin contar con él?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribimos completamente tus palabras Marta, “Es el momento del branding”, para hacernos un hueco en los mercados, competir en condiciones más ventajosas y disfrutar de los beneficios que reportan las marcas bien gestionadas.
      Gracias por visitarnos y por darnos tu opinión.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. ¿como darse a conocer sin el Branding? imposible hoy en día, somos muchos y hay que buscar la manera de darse a conocer al mundo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, lo que muchos no comprenden, sin embargo, es que el branding proporciona una manera “especial” de darse a conocer al mundo… Tal como nos gusta recordar en Irudhitz, el branding permite comunicar con criterio y los resultados se notan.
      ¡Muchas gracias Reyes, feliz noche!

      Eliminar
  4. Si había alguna duda este maravilloso post lo aclara muy bien :-) ¿cómo vamos a prescindir del branding? ¿Cómo no vamos a diferenciar nuestra marca? Esas pequeñas o grandes diferencias marcan el éxito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Pilar, una gran parte de ese éxito se lo debemos a la diferenciación y una marca bien gestionada hace que, a ojos de tu público objetivo, el producto o servicio que ofreces se diferencie del de la competencia.
      Muchas gracias por pasarte por nuestro blog y decirnos lo que opinas.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Me ha gustado mucho la entrada, como siempre dejando el listón muy alto.
    Es el 'momento del branding'. El branding es la manera de hacer notoria nuestra identidad y nuestra diferenciación. El branding nos habilita para permanecer y sobresalir en un mercado sobre saturado y cambiante.
    Un abrazo ¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El entorno cambiante que mencionas, Cristina, obliga a las marcas a adaptarse. La gestión de las marcas debe ser más flexible que nunca para adaptarse a la evolución del entorno y aprovechar las oportunidades que brinda.
      ¡Muchas gracias y un abrazo!

      Eliminar
  6. Buenas noches Maine, lo cierto es que sin una marca fuerte las empresas no cuentan en su haber con el as que supone su reconocimiento y valoración positiva por parte del mercado.

    Mercado constituido por un público exigente, cada vez más, como apuntas en el artículo, por lo que ante cualquier imprevisto o error cometido, la marca y el branding son lo que le permitirán salir a flote y remontar.

    Es un tema que me encanta, la verdad. Estupenda entrada. :)

    Tania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando cometemos algún error el branding puede guiarnos para encontrar una solución. De hecho, una identidad de marca bien definida nos ayuda a decidir lo que debemos hacer en el día a día, también cuando las cosas se ponen feas.
      Gracias Tania y bienvenida; nos alegra contar contigo.

      Eliminar
  7. ¿Cómo enamorar sin cortejar? Como animales sociales que somos no podemos prescindir de la seducción para atraer la atención sobre nosotros y nuestra marca. Conectar o empatizar con el cliente, iniciar nuestra relación con él mantenerla en el tiempo ¿Cómo es posible sin el Branding?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente María, de eso se trata, de estrechar relaciones con los públicos seleccionados. Y es mucho más fácil construir una relación cuando se tienen las ideas claras y se aporta valor a la misma, empleando, además, las herramientas de seducción adecuadas.
      ¡Buenas tardes y gracias por pasarte por aquí!

      Eliminar
  8. Pasé por un profundo cambio de imagen de marca en una multinacional. La central, situada en Francia, mandó un cambio radical de branding a todas las filiales.

    Todo llevó un estudio, desde cómo debían ser las tarjetas de presentación de los comerciales hasta cómo debían ser las estructuras de los edificios. Todo ello con un plazo de dos años y una fuerte inversión.

    En esos dos años de tránsito, comprendí qué era el branding y la importancia del mismo.

    El branding no es sólo el logo. No sé donde leí esta frase, pero me gustó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada como la propia experiencia para comprender las cosas. Como reza una sentencia de Confucio, “Dímelo y lo olvidaré. Muéstramelo y lo recordaré, Déjame participar y lo comprenderé”.
      Bienvenido a nuestro blog Joaquin y gracias por participar y darnos tu opinión.

      Eliminar
  9. ¡Branding! Una palabra que para algunos ha sido nueva como palabra y que ahora no podemos vivir sin repetirla varias veces.
    La personalidad, el Ser Uno Mismo...,
    según dónde y por algunos mal visto siempre...,
    ¡¡había que ser como los demás!!

    Y ahora nos damos cuenta de la importancia
    que tiene para Diferenciarnos.

    Un abrazo y Muxuss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La esencia del Branding está en la diferenciación. Nuestra mente ordena las cosas en funciones de las diferencias percibidas entre los objetos. Si comunicamos exactamente lo mismo que los demás, es difícil conseguir un espacio propio en la mente del consumidor.

      ¡Gracias por tu comentario Amaia, nos alegra verte por aquí!

      Eliminar