martes, 24 de diciembre de 2013

Marcas llenas de luz

Imagen descriptiva de las marcas que se asemejan a los árboles de verdad, cuyas ramas brillan a la luz del sol durante todo el año y nos dan vida.

Un día de principios de diciembre nos despertábamos con la noticia de que los productos donados por los ciudadanos a los bancos de alimentos habían superado con creces las previsiones más optimistas. Los trabajadores de esas entidades se mostraban absolutamente abrumados por la marea de alimentos que estaban recibiendo y afirmaban, emocionados, que la solidaridad de la gente es "simplemente extraordinaria". 

Un rayo de luz en un tiempo en el que las esperanzas e ilusiones de millones de personas se han visto truncadas por una realidad despiadada. Un tiempo amargo en el que predomina la desazón y el desánimo. 

Pero, ese rayo de luz que nos iluminó esa mañana de diciembre debería también iluminar a aquellas marcas que todavía no han comprendido que el consumidor está cambiando. No dudamos de que sepan que los consumidores actuales son exigentes y selectivos. Probablemente son conscientes también de que los consumidores buscan marcas que les hagan la vida más placentera, marcas que les hagan sentir. Pero, lo que no deben pasar por alto es que son cada vez más las personas que buscan marcas con espíritu

Las marcas con espíritu son aquellas que entienden que su misión va más allá de la mera satisfacción de los consumidores y la obtención de unos objetivos económicos. Son marcas que tratan de asegurar el bienestar presente y futuro de la sociedad en la que están inmersas, actuando de forma responsable tanto con los propios trabajadores como con los agentes externos con los que se relacionan y la sociedad en su conjunto (cuidando de nuestro entorno natural, participando en programas de interés social, ayudando a la comunidad). 

Son marcas que pasan de ser simples proveedoras de bienes y servicios a convertirse en proveedoras de bienestar colectivo. Marcas que comparten valores con unos consumidores que anhelan un mundo distinto. 

Y lo hacen con un espíritu abierto y dialogante, creando comunidades sociales en las que los consumidores comparten ideas y emociones, co-crean la marca y sienten que ésta contribuye a enriquecer sus vidas. 

Hay marcas que son como árboles artificiales de navidad que emanan luz sólo en determinadas fechas y de forma muy intermitente. Nosotros abogamos por aquellas que se asemejan a los arboles de verdad, cuyas ramas brillan a la luz del sol durante todo el año y nos dan vida. Marcas llenas de luz. Marcas dignas de nuestra pasión. 

Feliz Navidad.


2 comentarios:

  1. Desde el primer día sois para mí una marca llenita de luz, muchas gracias por este año y os deseo de corazón una Feliz Navidad !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti Reyes por compartirlo con nosotros y estar a nuestro lado. Nuestros mejores deseos para ti.

      ¡Felices fiestas!

      Eliminar